Inadvertidos

Inadvertida la noche,

Me rogaba por no suceder

Yo soñaba que era un sueño lejano

Las horas colgaban de las estrellas

Los minutos de la cola en las fugaces

Marte de rojo y la Luna pálida pero sin vergüenza

El silbido de las nubes corría por cuenta del viento.

Inadvertido el día,

Forzado por la urgencia de ser

Mientras negaba la efímera esencia del amor,

Todos corren falaces por las calles sin vida,

Llueven pájaros sin alas por la avenida,

Vamos te digo cuando cierras los ojos

Es hora de ocultarnos del imposible.

Inadvertida tú,

Te he reclamado mía desde las mañanas

Cuando éramos desconocidos insolentes,

Lucías un cabello largo y yo jamás hubiera alzado mis ojos,

Seguíamos siendo lejanos y de otro espacio temporal, iluso

Mientras te hacías grande por General Alvear

Rondabas la iglesia de arriba hacia abajo por Rivadavia.

Inadvertido yo,

Mi delgadez sólo se puede comparar con algún insecto

Es por eso que jamás me podías haber visto hasta ahora

Oculto desde este lado del amor y la cordillera

Creciendo lento por dentro aunque por fuera no acabara

Las tardes eran correr para alcanzarte algún día

Las noches negras para simplemente imaginarte.

 

ImagenI

3 replies to “Inadvertidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star