Hijos en Palestina

poetaoxidado

Bajo el pasamanos,
en la quietud
un silbido
florece.

Nos adentramos
en la mirada
del tiempo,
podemos rodar
en relojes.

Brisa de infancia.

Es un canto de cuna,
roba sueños,
ojos de niños perdidos,
la estrella de oriente
muere.

El cielo armamentista
brilla
en fuga de alegría.

Piedra de la piedra,
cimiento del hacer y
ramo ancestral
de manos,
sapiencia otoñal,
duermes
por los ciudadanos.

Hijo, hermano y padre,
abuelo y ancestro,
estrella muerta,
metralla impuesta,
infancia revuelta,
reyerta de impaciencia.

Ver la entrada original

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star