T.A.M.B.

Tus manos en caracola
Enroscadas de amor.

Amasaban mi espalda
Moría del dolor
Ocultaban recuerdos.

Besé el pasado
Incendio de recuerdos
Borramos el camino
Imaginándolo  posible
Acepté tus heridas
Nacimos nuevamente
Atados a nuestro amor.

Anuncios

Conversaciones con la Doña Fermina Ponce

Fermina PoncePoetas Nuevos

 

Poetas: Tanta noche descalza para abrigarnos el alma

Fermina : Tantos días tan ligeros de camino para desnudarnos la piel

Poetas : Las tardes de domingo se parecen al secreto de la vida en el horizonte desnudos e inocentes.

Fermina : Sin mantas pesadas a vuelo travieso entre dedos enlazados piel contra piel.

Poetas : Nos hacemos silencio manos en junto apretando las estrellas la luna de almohada se enamora de los dos.

Fermina : Un callado acento acecha tu eco abraza mi sombra sucumbe en tu aliento nos atrapa el alba nos arrulla el viento.

No ha llegado carta

No ha llegado carta

Mis cartas no llegan a destino
las palomas se duermen
junto al cartero de poetas.

El viento a carcajadas llora
las nubes entienden nada
y el clima es mal remitente.

Se amontonan palabras
en el buzón de mi boca
recitadas con la garganta.

Apostolado de rimas
hacen ecos adoloridos
no hay sosiego sin autor.

La firma de cada verso
un pulso mental, literal, espacial
se desocupa con la tinta.

Se guardan, doblan y esperan
la admiración fina del lector
recorridas por su mirada.



		

Árbol

La semilla no sabe

que es, hasta,

cuando crece raíz.

La hoja no se sabe qué es

hasta cuando duerme

para hacerse abono.

El árbol no sabe

hasta que es leña

que fue sombra.

El fruto no sabe

hasta que muere

en tu boca.