Desde que te vi

Me cambié de casa
cuando veía
las luces salir de sus ojos
reposar en las cosas.

Inicié un capítulo nuevo
corrigiendo
el camino, su curso
comencé a escribir.

Vivencias frágiles llevaba
compartimos
las heridas, las guerras
de todos los días.

Imaginamos
como los niños
y pensábamos
esto sólo le pasa a mi vida.

Día a día
fuimos dejando
nuestras migajas
expuestas al escarnio, al espejo

Ansiábamos
ser la excepción a la regla
la yaga seca
de nuestras penas.

Heridas muertas
nos llevaron a mirarnos
sin tocarnos
por temor a sangrar viejos.

Entre nosotros
fuimos
reconociendo
el dolor que habitábamos.

Renacer
a través del otro
no era costumbre
había miedo.

Mostrarnos
esta vez
desde el alma
hasta la piel.

Ofrecernos
como vaso
conductor
abrir nuestro dolor.

Sabíamos
que era posible
todo eso
debía ser amor

Así nos rendimos
a los brazos
la paz y la vida
ciegamente.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star