LAS NUBES SABEN

image

Las nubes saben de orillas y de sol
ellas del cielo son almohada
saben de agua y luz
con un beso mojan la tierra
volátiles como el silencio
viajeras como el tiempo
saben de llanto y de sal también saben.

Las nubes saben de penas, de barro y acantilados
ellas del sol son enemigas
saben a precipicio y barrancos
saben jugar a ser un perro, un ave más
de los duendes y sus fugaces arco iris
saben de las penitencias dentro de la olla
emigran con el dolor del cielo.

Las nubes se ríen de las sombras de agua
de noche juegan con la luna al amor y otras alabanzas
desnudan a la amada en sonrisas plateadas
ruborizan al sol cuando la luna es menguada
saben a besos dulces, de algodón sus bocas
a labios de mar en encrespadas olas
saben de olvido, de noches y suicidios.

Anuncios

Paisaje

image

Yo quiero un mar verde al óleo
cargadito a la espátula
con algo de blanco espuma
sin más sal que de la imaginación.

Unas palmeras largas de tanto esperar
se seque la pasta para colorear
casi insolentes en el cielo
con el pastoso señor Sol.

El horizonte dulce de tan naranja
con trazos celestes y sin disimulo
nubes delgadas de tanto viento
alejándose del cuadro.

Yo quiero el Sol, poderoso de amarillo,
sutil rojo bien delgado
en rededor de todos los tonos
los relieves bien asoleados.

Rama

CEp5pQsWMAAEIzE

De cuál rama cuelga la humanidad
ese ser hecho de hojas y tinta
usa nuestra sangre para escribir
los signos de nuestra debilidad.

El viento habla con su cabellera
desenreda los pensamientos
la calle se hace papel y vuela
todo lo banal asciende al cielo.

(poesía libre)

Allende las cosas del hombre
la mujer es otra rama
dentro de la hermosa humanidad
se ve como imita los pasos
asemeja a las olas
pasea su cuerpo de monumento
arroja piedras a los pecadores
es Eva cuando Adán se expresa
muerde su garganta y la manzana
la expone al pasado literario
a la leyenda que llevamos impresa
en cada célula de vida y muerte.

Vuelve

A ese árbol le faltamos como abono
como penitencia
como delirio
como agua
como su boca
todo es afluente para otros.

Se tuerce la vida y no entiende
los recovecos donde existimos
cada vuelta nos extiende
desde las entrañas a nosotros mismos.

Espero a quebrarme junto a la rama
llover donde la piel soñó
y ser hojas secas del mañana
que el viento olvidó.

Asunción

image

Cerró los ojos y abrió el corazón
fue el color de su sangre
lo más parecido al de su amor
batallaban desde distintas partes.

Ella sin armas y sin estrategias
descosía su piel
la Cuba que la conocía
sabía donde estaba su color.

Atravesada por una daga celosa
fió su amor a la raza negra y mulata
las expediciones de sus ojos negros
jamás tocaron la piel enemiga.

Cómo dar vuelta el sentido y la razón
cómo borrar su cuna
cómo nacer de nuevo en sus brazos
cómo hacer del amor su última batalla.

Ardían los ojos mulatos de Asunción
por aquel pálido soldado español
sus venas abiertas de tanto dolor
la hicieron fantasma en una historia.

Los años crecieron con sus caderas
más ella era de él por muy extrajera
a los ojos de cualquier pareciera
sólo en sus brazos ella por vida muriera.

Piano

image

Sumerge sus notas lentas
esa ávida luz de las blancas, pálidas
mezcla densa de las negras
no hay roce, se deslizan sus dedos.

la nota menor, la nota triste
el canto del mármol palidece
el canto del ébano se tuerce
su voz es un precipicio
me lanzo con los ojos de música.

un camino marcado por los gatos
agua de cuerdas tensas
río de notas mansas
abajo las piedras cantan
el verbo es la melodía
la rima es armonía.

Se desencaja mi clavícula
con una basta para pasar
entre medio de dos notas
bemol o sostenido
la caída es inevitable
cuando soy yo quien me lanzo.

toca de nuevo
para creer que aún respiro
llena mis oídos de presión
sangra este piano
y su peso se hace leve
sobre mi pecho.

Último respiro
más me hundo
el sonido en mis ojos
se hace débil
no puedo soñar mucho más.

Río

Por el río de tu boca
un hilo de mis besos
ata nuestros labios
los trensa mil veces.

Una y otra vez cruzamos
de extremo a extremo
conocemos el río
de oleaje travieso.

Nos besamos más
para afianzar ese hilo
de dulce delicado
a fuerte y acordonado.

Pasan besos tras besos
soportan su propio peso
sustantivo y plural
sustancioso y oral.

Salivamos la soga
el verbo y la boca
savia roja y hermosa
sabe a lengua deliciosa.

image

Gil Bruvel , artist

La lágrima de lo infinito

Me gustaría sostener el mar
hacer los ecos de las olas
y bajo la arena guardar el Sol
dormir tapadito de la espuma.

Tomar la mano del día en un reloj
dar cuerda a las horas
sacar los huevos dorados
amanecer junto al sueño.

Mirar fijamente hacia el cielo
ver cómo se rinden las estrellas
y caigan con mi mirada
reposada en la Luna.

Volver con los encantos del campo
plantados en los bolsillos
y el verde sea una moneda
de trueque por una sonrisa, dorada.

image

Gabriela Amorós Seller , dibujante y poeta

Mírame

Su mirada de viento
hacia temblar
mis ropas
mi cara
mi alma
y todo lo que pensaba.

Transpiraban mis manos
con su boca
hablando de amor
y hasta los vidrios
de las ventanas
sudaban con el eco
de sus palabras.

Sus manos
daban la sensación
de los iceberg
un vapor las cubría
al punto de quebrarse
tan frías que quemaban.

Yo veía todo
a través de ella
en su acentuada sensación
de llevarme por un cuento
mágicas
silenciosas
amorosas
palabras con alcohol.

image

Mikey McMichaels photographer

Léeme

Me cuajo
en su retina
la tinta de mi piel
recorre el iris
se dilata junto
a su pupila.

Observado
                  descifrado
                                     codificado

Algo le digo
yo que por locura
externalizada
soy especie de
verso
prosa
relato
intriga
cosa de poetas filosóficos.

Un mensaje
laberinto neuronal
un color se expande
el sopor de sus pensamientos

Soy en su extensión
experiencia e imaginación
libertad, piel, sensación,
recorro sus venas
fuego y calor.

image

S I L E N C I O

image

William Clift photographer
Shiprock New Mexico 1998

SILENCIO I

Un silencio
una voz
un horizonte
una idea
se expande la boca
abre sus fauces a los conocimientos
es una enredadera de amapolas
subyuga, obliga, condiciona.

El silencio provoca
evoca, declama, escala
un paréntesis a la rutina ulterior
un hallazgo en la cascara del árbol
la savia se derrama
nos crecen flores de la panza
esa herida que no cicatriza.

Un filo agudo, metálico, áspero
crujen las neuronas, galaxias en coalición
un pasadizo se abre a la explanada
no hay nada
el vacío a llenar
de ideas el hombre es otra explosión.

Pasarán mil años
será bastante para saber más
acumular para cuando falte
la Constantinopla bizantina de la mente humana
ese desgarro de muerte acumulada
los sabios del ayer griego
los muertos en sus cruces romanas
los vivos y desacreditaos cristianos
la nueva fe
la vieja fe
la ciencia hija pequeña de la fe.

SILENCIO II

Ese eco de la mente hecha piedra
edificios de la indolencia
dónde dejamos nuestras semillas
esperanza del futuro un espejo de humo
una mirada llena de ignorancia perdida
esa paz que duele en la orilla de las lenguas
pedazo de mentira en forma de isla flotante
nadie quiere pero todos adoptan, emigrante falaz.

Gota de sangre seca en la punta del país
ese río humano en el borde
donde somos herida expuesta
vaciados antes de nacer
predispuestos al forraje o al pastoreo
escoria humana de los libros
quemas profanas de sortilegios
persecutores de la sabiduría
hedores mitómanos
mimos inconscientes
mutismo certero
flecha ponzoñosa de violines
espejo de vidrio plástico retráctil
aviso de desvío en curva.

SILENCIO III

Nos borraron de la faz de la tierra
una mancha in crescendo, un cáncer, fagocitosis
un mal secular, una precuela negra
la fase prima fue la televisión
nos desmantelaron el cerebro
fuimos alimento para sus garras
rasgaron hasta el hueso, todo lo sagrado murió.

La secuela no podía ser peor, fue magistral
una daga, una lanza, todo el armamento
ese filo llamando a la carne, a la sangre
una anestesia en el hipotálamo,
entra silente y aunque la sentimos
es una droga a la vez, en el eje somos grasa
dando vueltas en nuestro centro
nos miramos y creemos ser más hábiles
cada gota brilla más cuando emerge
nuestras redes se mueven, nos flagelan
hechos llagas, hechos mierda humana.

SILENCIO IV

El silencio nos crece en la espalda
abre la espina dorsal, una joroba, una ruptura
se escapa la vida y mientras nos conectan
la sangre ahora es fluido de rosas
extintos los sentidos arremeten en contra
comienzan a dos dedos en la frente
tomando nuestro pulso, haciéndose del ritmo
la llama es otra imagen feble del corazón
abren sus palmas y nos alimentan con bytes
la era de la luz ha muerto con nosotros
ellos los dioses del todo right now.

Hay paz en nuestros ojos
a más de un millón de colores por minuto
no vemos el vacío, el eriazo vendaval
el frío es una cápsula mala, error de sistema
adoramos el sórdido calor
nuestra mente respira frases, dicta, señala, edita
juramos ser dueños de la falacia
de manejar otras mentes hambrientas
de dominar el mundo del intelecto
de creernos vivo en una estampida de muertos.

La esperanza la pintamos verde por creencia
al ver crecer el verde de siglos húmedos
sobre la piedra ese musgo llamativo
una era donde todo éramos rostros
epopeya escrita y cantada por juglares modernos
roer hasta la piedra para atormentarnos
para volver a la realidad, esa cáscara, esa costra
una llaga acreditada por buena.

SILENCIO V

La yerba bajo tus pies crece sin voz
besa la tierra que por hijo somos río
golpea tu pecho como ave sobre los cielos
agita tu alma que por viento somos oro
a veces debemos ser raíces nuevas
volver a creer en nuestros sentidos
descalzo correr y engendrar alegría
es un llamado feroz, latente y plural
todas las flores se fijan en nosotros.

Un violín por reloj me espera fuerte
lucho con las arenas del tedio universal
abrazo este verso final
lo dejo libre en tus ojos
abre la señal, ese golpe de maderos
resuenan aún voces en tu pecho
abriga de nuevo la tierra
vuelve a caminar y hacer arado tu destino.

Sálvanos.