Libertad III

image
Edward Cole Kim Weston photographer

Cae el sol y [abrazado a tu piel]
eres distancia [jamás salgo]

Una huella [sólo de arena]
de viento solemne [mece tus ojos]

Se dobla el tiempo [reservando]
entre tus memorias. [lo mejor inventado]

Una ráfaga de errores [nos enfrenta]
quema su alcance. [nadie se salva]

La piel es recuerdo [seduce al tiempo]
invitación dulce. [en la garganta]

Solos sin mirarnos [un espejo de espaldas]
sabemos a sueños. [sin cruzar la realidad]

Ruedan sus rayos [sobre tu piel]
de tanto amor. [te irradia como yo]

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

Libertad II

image

Te libero de mi sangre
y de su paso empolvado,
desde la fragua central
al noroeste del zumbido.

Una gota florece y se abre
entre los cielos descampados,
la orilla se cuece de verdad
al oriente del olvido.

Miras encerrada de hambre
las alforjas del dorado
desde los locos en su vereda
piedra perdida del destino.

Incineras las pestañas del enjambre,
del cariño flojo y desterrado,
las suelas rojas de tanta sal
aciertan en el acertijo.

Libélulas quedan sin estambres
y el amor derramado,
todo es cosa del azar
bajo las alas del entredicho.

Buscan caminos bajo el alambre
las hojas en derrapado,
son optimistas como el mar
para llegar hasta el río.

Espasmos del sol de antes
sueña a ser amado,
a coger todo el mal
y cobijarlo de libre albedrío.

Racimos de ilusión reciclables
se hacen los despreocupados,
sobre todo al amar
los caballos de agua perdidos.

Tocan sus riendas sudadas
de sol y olas, deslenguados,
la mujer es abismal
cuando de amor es tradada.

A todas la carrera es la misma
para llegar vuelan,
para quedarse lloran
y para irse flotan.

Dedales de oro y delantal
zurcen mi libertad
entre tanto amor fatal
encontré una mujer de verdad.

Publicado desde WordPress para Android

Libertad

image

La libertad nos divide,
del alma de mujer
cuelgan medusas
y una carga de justicia.

A dónde se dirigen,
ciegas y sólo guiadas
por el grafito expertiz,
desde la luz al abismo.

Como la inocencia
se desnudan al paso,
son ellas nuestra esperanza
y su propia ilusión.

A dónde las llevas
con el sigilo de tus noches,
sus días emergentes,
sus propias muertes.

Publicado desde WordPress para Android

Flores

image

Rosadas,
brillantes y tersas
carne de dulce sol,
exponen su nácar
rebosante de amor.

Me liberan y expulsan
al periplo admirador
al recorrido milimétrico
de observador innato.

Giran al viento
en círculos
rodeándome,
el roce y mi tallo
florecen, despiertos.

Mis sentidos no abandonan
el calor del espectáculo,
se yerguen las venas
rosadas que brillan.

Lo hermoso de vos

image

Paso mi mano
por tu cabello
beso tus ojos,
duermes y más te amo.

Lo hermoso de vos,
es todo el amor
bajo tu piel
latiéndonos.

Llega mi boca
seca y hambrienta,
de vos, llena de amor,
beso, muerdo y amo.

Extiendo mis brazos
para alcanzar,
la dicha del amor
bordándote.

Admiro la sonrisa
de tu cuerpo en mis manos
enloquece la boca
perdida a gusto.

La sombra
me oculta
el deseo es farol
quemándome en vos.

Te amo de tantas formas
que como estrellas
y le falta cielo a la noche
cuando te beso.

Hambre azotada
pélvica pasión
nos engrana
felices.

Colores Vivos

image

Enfurecido el rojo
penetra su boca rosada
traslúcida saliva
bebe dorada.

Adultera los colores
el roce de la carne viva
la fragancia del sabor
estertor dulce y opaco.

Aromas violetas dentro
resbalan febles de fuego
expulsan ámbar siniestro
jugosa y colorida ambrosía.

La escurrida palidez
inicia la muerte sagrada
desde el fondo de la garganta
los colores saltan en gárgaras.

Infinita

image

Recorrer cada momento de su piel
con la punta de mis deseos,
y gemir en el oscuro sentir,
desnudos de las falsas apariencias.

Inevitable es quebrarnos por dentro
llover en silencio y vivir otra vez,
en cada orgasmo de luz,
en todos los espasmos de pasión.

Tenemos tanta hambre ajena,
que vistos desde lejos somos perfectos,
mientras en nuestra intimidad
lloramos la carne dulce del placer.

Juntos desde la ducha hasta la cama
nos moldeamos a cada fantasía
a través de la locura, nos deshacemos
desde la garganta hasta el sexo.

Ámame en el sofá

image
Mikey McMichaels

Ven al sofá y acomoda tus temores
en la mullida ternura de mis manos,
déjame guiarlos a salir por tu boca
cada uno confesará su pecado.

Desnudaré cada parte de tu mente
con las prendas que traigas puestas
en el rubor de tus pensamientos
un beso agrandará ese arrojo.

Guarda ragaza bellisima [susurro]

Nada será de otro cuando esté en vos
meteré el tiempo a gotas en tu piel
nada recordará otras manos dentro
cuando extasiada me beses.

Abriré tu boca metiendo mis dedos
en busca del sonido agitando tu lengua
por algún deseo dormido, reprimido
en la humedad intrínseca de vos.

¡¡Muerde!! vamos a insistir dentro
tus ojos eran grandes y ausentes
estabas tan confortablemente
en tus asuntos corpóreos, delirabas.

Llanuras

image

Pienso en el desierto
esa árida esencia de sol
pernocta la muerte feliz
congelándose de soledad.

Un aire de piano envuelve
la pobreza de las nubes
hasta puedes volar en ellas
desafiando el agua del cielo.

Dos violines callan el camino
detrás de un corno soplan
junto al arpegio destemplado
del silencio reseco y en ruinas.

Ajadas las hijas de la partitura
descienden a bailar su pieza
son las principales aunque no se note
ciertamente son notas.

La paz inunda a la familia silvestre
un incendio baja a la tierra
duermen los músicos solitarios
junto a la noche, es otra música.

Llevo escafandra cuando mecen bemoles
las notas graves se hunden
sin saber más que sonar
el mástil se quebra dulcemente.

El final es un destino incierto
mientras la vibración se hace acuosa
los delfines silentes imitan
los movimientos fastuosos.

La bailarina silueta de los peces
enreda a todas las estrellas
verdaderos soles de mar
la luna encalla en las cuerdas del piano.

Secreto

image

Ella tiene un secreto latente
vibra en las bocas soñadas
dibuja círculos calientes
la carne de por si devorada.

Ruge su pecho evidente
lame el viento de pasada
su contorno rosa es diferente
a toda mayor pasión ansiada.

Delicada, robusta y turgente,
roza las aguas amadas
viaja en los ojos indiferentes
menguando las armas deseadas.

Su secreto es una voz celeste
se decolora hasta la garganta
guardando los sabores hasta el vientre
donde su calor se hace mar.