Desnuda tres – parte dos

image

Sabe acechar mi carne y hacerla festín, así
vuelve a mi boca, deslizándose sobre mi cuerpo,
sus piernas se abren más, arde un río a horcajadas,
venus se inclina y me recibe como parte de su ser,
somos volcán y fractura uniéndonos en fuego.

Al igual que una tierra diezmada por la soledad,
soy desierto y ella agua, es un campo seco y yo
la lluvia de los monzones de África, tempestad
febril y ansiosa, ante tambores de apareamiento
surgimos desde la selva, una especie indómita.

image

Ardía la sabana en mi cama, desde el Monte
lanzaba la furia Venus y sus ríos de fragua en carne,
el torrente diseminado embellecía su piel,
alcanzaba las estrellas en sus pechos,
giraban en mis manos, tersas y carnales.

Se quemaba todo a su paso y era vida, febril,
el pulso acelerado nos lanzaba al cielo,
la noche nos podía escuchar y aún así, callaba,
se guardaba todo para ella, el roce ancestral,
el rito de la carne y el alma, buscándose.

image

Publicado desde WordPress para Android

La curva dominante

image
Dominant Curve 1936 - Kandinsky

Allá donde el ojo es brújula [22/02/2016 0:53]
Y en las noches olvida que ama
porque es un sueño de otra [22/02/2016 7:23]
la curva dominante nos guía. [22/02/2016 7:33]

Miro tus puntos, uno tras otro, [22/02/2016 7:36]
eres una linea recta y flexible,
el ojo te dobla, te encorva,
eres sable en otros ojos.

Otra mañana delineada, viril, [23/02/2016 7:45]
nos propone seguir,
buscar la amenaza, esa garra,
contrae nupcias con el vientre,
adormecía de indolencia.

Busco en cajas, rectángulos [23/02/2016 23:18]
polimorfos, antes de caer,
desencajar sus fuerzas,
la curva puede dominar.

El pincel se desdobla, [ 24/02/2016 07:19]
en la magia del maestro,
la curva dominante
es el ojo observador, su ojo.

El horizonte se pandea [ 24/02/2016 07:23]
sometido a su designio ímprobo,
la curva del iris dominante actor
sintetiza su papel.

Sus esquemas traducen, [24/02/2016 07:28]
cálculos en orillas y tinta,
la fragua de los pensamientos
eleva entre los bocetos
la curva dominante.

Publicado desde WordPress para Android

Desnuda tres – parte uno

image

Su boca amanece bajo las sábanas,
en silencio obran sus labios fuertes y rojos,
siento el paso de la lengua ardiendo en círculos,
buscando el frenético gemido en mi garganta,
juega con mis deseos y tomo el ritmo.

Sus manos me abren hacia ella,
los dedos se multiplican en mis piernas,
pierdo la cuenta mientras me aprieta,
oscilan sus labios y me llena de saliva,
respira sólo para volver y hacer arder mi piel.

image

Soy luz infinita en su boca, me retuerce,
es fuerte su pasión y aún soy paisaje fértil,
baja húmeda y busca todo el placer,
un rincón donde su lengua me multiplica
y ahí en trance eleva mi cuerpo, solo ella.

Me lleva y conduce al interior, mis sentidos,
abre las puertas una tras otra y ahí muerde,
una jauría sale de su boca, cada aullido
parece emboscada entre mis piernas,
goza verme latir en sus labios, en su garganta.

image

Publicado desde WordPress para Android

Paraíso

image

“Dos palabras” de Alfonsina Storni es un poema  contenido en el libro “Dulce daño” de 1918
del cuál me he inspirado en esta línea final

“Oh, mis dedos quisieran cortar estrellas.”

Pegar con besos en la frente, recortes del cielo,
hilvanando su titilar de escarcha
entre tus ojos de galaxias y pestañas de hielo,
coger pegatina de la cola fugaz de una estrella.

Amasar lunas extraordinarias y de su leudar,
crear mazapanes en forma de ostras
junto a Orión hacer de las noches
tres María y un collage a la hora del té.

Reír con los payasos mimosos del circo,
bordear sus carpas y casas rodantes,
hacer malabares cerquita del cielo
a ver si cogemos de las puntas unas estrellas.

Adelantarnos a la noche y de día
pillar un montón de ellas dormidas
hacernos de sus mantas invisibles
danzar en remolinos hasta emborracharlas.

Incendiar sus atuendos de centellas locas
rasgar el fuego de ser necesario un día de noche,
su luz azul sólo libera vestigios de otrora
galaxias adromedicas, esas que lucen en la vereda.

Solsticio de todos los momentos,
haz de mi equinoccio algo diametralmente eterno,
inflama mis ojos cuando resucite la noche,
ahí donde se recortan los sueños couché.

Ojos redondos en busca de las astillas selenitas,
vamos a hacernos de tijeras, tenemos poca luz
cuando se apaga el día y vienen dichosas
a cortar estrellas con la punta de los dedos.

Publicado desde WordPress para Android

Desnuda dos

image

En la densidad de sus pensamientos
surgía otra piel,
una hoja más para cubrir sus sueños,
una soga más firme
para frenar el tiempo
y las marcas de los minutos,
ese relieve hermoso del torcido natural.

Fresca, como rocío de noches en sexo
y ardiente las manos por la fricción,
dulce y pegajosa como savia
que a borbotones cubre su piel inmóvil,
así era su deliciosa desnudez
en esas sesiones maravillosas,
siempre probando cuánto más
puede dar el cuero en la humedad.

image

Fuerte,
me pedía y jamás mencionaba
en detenerme,
entonces era un fiel y servicial semental,
la vía láctea cobraba sentido en su pecho
cubierto de esa fosforescente emanación.

La sangre hervía en sus ojos,
en sus pliegues y en cada poro,
perdido no sabía otro camino,
volver a su boca o empezar de nuevo,
su voz susurraba ¡¡ más !!
y un volcán despertaba sus entrañas.

image

Abría un libro en su sexo
y cada hoja se volvía a escribir,
los pliegues me recordaban
la tersura de las flores,
ese intrincado perfume a chocolate y miel,
a leche y azúcar.

Hundía mis dedos
y en cada espasmo lograba trazar
poemas de gran sentido y ardor,
volviéndome un inspirado escritor.

image

Besaba cada palabra
que manaba,
hecha verbo y carne,
amor y pasión,
locura y cordura.

Giraba la cuerda y enmudecía,
luego sólo veía su cuerpo
mecerse de placer,
se dilataba para volver a tensar,
yo admirador besaba sus labios y bebía de ella,
cada gota era oro
y yo un loco incurable
por los incrustados yacimientos
en sus tierras, en la hondonada fresca.

image

Besarla era volver paz su cuerpo,
desatarla lentamente mientras,
tomaba en brazos y la llevaba a descansar,
también su cuerpo me hablaba
y pedía aflojar el paso retorcido de su mente,
una batalla ganada contra la desolación,
aún teniéndolo todo nada colmaba su corazón
y nadie había estado antes en esa habitación más que yo.

Publicado desde WordPress para Android

Los pájaros

image

Sus raíces están en las nubes
donde el sol esconde sus miedos,
bajan a beber de los árboles
sombras, agua y cortejo en copas,
su canto albino
juega con el viento y el aire.

De pronto son luna dormida,
azul profundo respiran, sueñan,
son águilas rapaces y atrevidas
a nada le temen, sólo vuelan,
envueltas en el nido aletean
son doradas y audaces, viajan.

image

Con otra mirada, telescópica,
afinan su vuelo, a ras de mar
cazan su presa, son hábiles,
aún no despiertan, al borde
del romper de las olas,
el nido se moja, despiertan.

Son simples aves, pequeñas
casi invisible ante otras bandadas,
por más colores que porten
son un concierto detrás del show
de los grandes exponentes mundial,
sin embargo, vuelan y desde tierra las admiramos.

image

Publicado desde WordPress para Android

Los poetas tres

image

Cómo volver a romper lo ya roto, pisoteado y dado por muerto, de dónde saco fuerzas para escribir sobre la decadencia del romanticismo, cómo le explico a las palabras que ya no habrá flores para regar la luna, y el mar no será cuna sagrado para el sol en ocaso.

Será acaso esto un remedo, un intento de dibujar rosas en tierras yermas, acudirán a mi voz las palabras de Gustavo, Garcilaso, Federico, sobre todo a mí un desguañangado intento de copia burda y barata, poeta por nombre y Nuevo por apellido, sin antes haberles leído.

No habrá más palabras soeces sobre la barda, golpeando, recitaré al Quijote aunque yerre en los acentos de Cervantes, dejaré a Sancho en libre disposición de su talante.

Quién escriba sobre ellos tendrá que osar burlar mi poema, acá no quedará más que un triste lema, quién a palabra ama vivirá más allá de la memoria sin problemas.

P.D.: esto no era lo que quería escribir, los maestros y sus discípulos no me perdonen

Publicado desde WordPress para Android

Desnuda

image

La vi desnuda como una flor,
su piel sabor miel brillaba
cuando entre mis manos
apreté su cuerpo
y así tal cual en mi boca puse.

Como orgasmos florecía en colores,
roja, azul, blanca
y todos los tonos del amor.

Hubo momentos que
parecíamos haciendo el amor,
no eran gritos, sólo súplicas,
y es cierto que sólo nos acompañó la piel.

image

Ella era metáfora,
intuía mis palabras,
las hacía beso, mordidas
y toda la imaginación.

Nacía en cada escala
como enredadera sus cabellos
eran árboles al viento
y yo colgado de ella balanceaba mi cuerpo,
molde para sus deseos.

Una noche y muchos días atrás
había confesado nacer para ser mía,
obviamente me creí dios de ella,
súbdito y amo,
sus caricias eran golpes en mis manos
y órdenes en su alma.

image

No hubo instante,
fueron todos repentinamente
haciéndonos la vida,
recogíamos el dulce todas las noches,
ella en su boca me llevaba
y yo en toda la piel marcada.

Publicado desde WordPress para Android

Cuidad inválida

Este poema esta inspirado en un desgarrador relato que a continuación enlazo Agujas en la noche , publicado originalmente para revista “Narco” y la autora se llama Bibiana Ruby, espero que ambos (relato y poema) hagan conciencia sobre este flagelo.

image

La ciudad es blanca esa noche [todas las noches]
suda piel de gente durmiendo [sucia y fría]
una araña de testigo, sólo ella [nadie grita]
y el labial rojo sangre dentro. [solo ronquidos]

Usurpador de besos y estructuras, [torcido]
vacías la lengua en la pared primera, [vidrios]
es una maldita bendición, [basural descubierto]
la ciudad es una lamparita, inmóvil. [baldío]

Cuida calles y sus curvas [nacientes, evidentes]
tarde es la mano y su afán [despierta lo peor]
la belleza simple, etérea, [llama en la garganta]
se derrama pálida, fría. [las bocas, sus muertes]
quebradas las luces. [no hay cuerpo silente]

Al otro día nada que limpiar. [surgen vestigios]
la ciudad ha sido barrida [alguien sigue]
la sorpresa la deja baldía [pasos sin vergüenza]
en TV violan blancas ciudades. [cinismo]

Se derrumba la pulcritud ciudadana [llora largo]
eres nombrada olvido y apremio. [nadie lava]
hacen grietas [el descaro es una avenida]
donde soñaban tierra ganada. [vuelven manos]

Publicado desde WordPress para Android

Ave Fénix

He aquí una hermosa colaboración

El desastre de Sof

Es bonito escribir sobre Lady Febrero y que, de repente, alguien te comente que quiere versar un poema conmigo. Eso fue lo que hizo Poetas Nuevos, y aquí os dejo del resultado de la chica Fénix sobre la que hemos escrito.

Las cenizas
en las que se había convertido
su corazón deshecho
a base de besos incendiarios
y quemaduras de cigarrillo
a las tres de la madrugada
se le adherian a la mirada,
a la comisura de los labios,
al filo del cuello.

image

Eran lo único sagrado por recordar
deambulaban sus ojos
llenos de alcohol de amor,
en la habitación llena de despojos
todo parecía una batalla
rasgaba su alma al amanecer
cada vez que moría
algo bueno tendía a aparecer.

image

Y de entre todos aquellos cadáveres
de amores que acabaron en el campo de batalla,
de sonrisas que decidieron suicidarse
y de ganas de vivir que se marcharon

Ver la entrada original 132 palabras más