Marte

satélites de Júpiter

VIERNES CREATIVO

Tomando la posta de Silvia desde su maravilloso y diverso blog, con una imaginación a toda prueba me sumo a la idea del “viernes creativo”. He aquí mi aporte. 

Las lunas de Marte

Marte era un chico muy especial dentro de sus hermanos, el segundo de los menores, el más peleador y siempre lucía irritado, sus hermanos le decían “rojito” a espaldas de él y aunque nunca se mofaban porque se querían entre todos. Venus era mayor por poco y siempre lo contenía, no lograba apaciguar del todo, sin embargo, quedaba más tolerante antes los demás.

Mercurio el menor de todo lo admiraba, todo ese ímpetu alentaba siempre al enano, “curio” entre ellos. Júpiter no participaba de esas niñerías, junto a Saturno, Urano y Neptuno pertenecían a la selección del sistema y Marte se sentía relegado, le faltaban años luz para entrar en las eliminatorias. Además cada tanto aparece uno que otro queriendo ser más que ellos, recuerdan a Plutón, bueno, en este cuento no va, sólo lo nombramos para evitar problemas con los científicos.

Marte se preparaba desde pequeño para pertenecer a las grandes ligas y nadie lo desechaba, pero falto de experiencia era sólo un buen prospecto, se irritaba cuando el padre Sol lo detenía en sus intentos de arrancar de casa y volar en busca de nueva orbitas, conocer estrellas mayores, quásares y alguna enana para su hermano.

Cierto día de lejos divisó las fanáticas de su hermano Júpiter y tuvo el coraje de preguntar a los otros hermanos los nombres de las chicas satélites. Se reían siempre de “rojito” pero al verlo serio, dieron una lista con las lunáticas. — Toma, ahí tienes sus nombres, Adrastea, Amaltea, Europa, Leda, Himalia, Lisitea, Elara, Ananke, Carm y Pasifae.

Europa le sonaba a conquista, a batalla, a sangre y revueltas, para Marte sería una epopeya grandiosa y sólo comparada con ser parte del equipo solar, conocer sus excentricidades, encontrarse cara a cara en una de esas vueltas de la vida, doblar el sistema creando su propia orbita y ser satélite eterno de ella, viajar a donde sugieran las corrientes magnéticas o ver juntos auroras gamma, conocer de lejos la materia oscura y tal vez en miles de años, desintegrarse para dar paso a nuevos sistemas de vida.

Todo eso lo soñaba un chico recostado en su cama mirando a través de la ventana, en ese infinito cielo plagado de fascinantes historias y haría realidad más adelante cuando fuera escritor de ciencia ficción, su anhelo desde que tuvo consciencia de ser parte de un todo tan grande como el universo.

5 replies to “Marte

  1. Marte es mi planeta preferido. El Sistema Solar, el universo, es un escenario fabuloso para que la imaginación dance sin límites. Enhorabuena!!!

  2. Pues ya te digo que lo has logrado !!! me gusta que sigas mi iniciativa porque así podre disfrutar de tus relatos, este ha sido muy bueno un universo perfectamente relatado 🙂 te mando muchos besos feliz fin de semana 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star