Desde el Norte un relato oscuro

dirtyrealismblog

image

Afuera la noche era bohemia, perturbadora,
podías oír, risas, gritos y todo un bajo lenguaje,
además conocías lo mejor de lo peor,
en palabras simples un fortuna de excesos.

De tanto bar, prostíbulos y garitos siempre conseguía,
enemigos, usureros, tahúres, chicas lindas,
todos desterrados del día y sus cotidianas licencias,
de familias felices, o sea los inadaptados.

Acaso es malo no querer a tus familiares,
ese pegoteo de madre alcohólica, y,
el desfile de padres en mi mente, todos,
abusivos esposos, hasta yo recibía sus cariños.

Gritos secos por el golpe certero, eso se repetía,
como una secuencia de imágenes lentas,
pretendían enseñarme como era la vida, afuera,
donde los hombres rudos gobiernan.

Irónico era verlos salir de casa semi desnudos,
pero, completamente ebrios y sin dinero,
mamá les gritaba, sólo aguanto abusadores
con mucho dinero, como el padre de este.

Orgulloso por un segundo, por ahí había,
un padre…

Ver la entrada original 28 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s