image

Faltó mordernos, pellizcarnos,
aunque nos abrazamos y lloramos,
cada beso con su latido,
faltó la selfie, pero, el amor suplió todo,
dejarnos un souvenir tangible, esos nos faltó.

Faltó los urras de los que pasaban a esa hora,
sus ojos nos gritaban con ese silencio hermoso,
su andar en cámara lenta, para observar,
la marea de los besos y el vaivén de tu cabello,
el revoloteo de nuestras manos, comprobando
la ciencia del roce y el rugir de los cuerpos.

Faltó escondernos en ese bolsillo del corazón,
llevarnos entre las ropas interiores, ebullición,
conocer el viaje de las manos dentro,
ese masaje del alma ardiente.

Faltó desnudarnos y hacernos el amor,
ahí mismo con el sol de nuestros cuerpos
y tus lunas para mi boca y sed,
seguirnos los instintos, esos gemidos tímidos,
que balbuceaban las bocas de la piel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s