image

Ese día lucías todos los colores
del verde de tus ojos
al rosado carnoso de tus labios
con la magnificencia en tu piel.

Podía perderme siguiendo tu cuello
rodear su finura color mate
indagar bajo tus frondosos cabellos
ver los tonos del sol.

Confiando en el volumen de tu pecho
asir con ambas manos tus caderas
el color del amor también es aroma
a carne urgente y sangre latente.

Ya cerca respiro de tus hombros
te desnudo a poco, la remera y el corpiño,
los colores del amor también son café
y una aureola sugerente para mi boca.

Tus suspiros son rojos y tus manos
empujan mi cara y boca para dominar
los colores de tu piel y ese murmullo
de dulce rosado y café endurecido.

Sentía que nacía de nuevo en el sabor
ese exceso de pasión que ahoga
y esa hambre voraz de devorar
todo lo que a su paso te pide más.

Desde ahí tu vientre es un paso natural
bordeando la bombachita y su color bordó
bajo también tus calzas y ante mis ojos
el color del amor está escondido.

Dibujo con mis labios rojos de desesperación,
el camino que la lengua ha de seguir,
un color perlado inunda mi nariz,
debe haber un tesoro bajo tu piel.

Mi boca empalagada por tu dulzor
reconoce como sibarita
la piel y sus sabores se concentran
en orgasmos color amor.

Anuncios

2 comentarios sobre “El color del amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s