image

Siempre vuelvo al mar por las olas
sorprendemente maravillosas,
no es la ola que viene hasta mis pies
y besa mi piel con su sal y espuma.

No es la grandiosa y bulliciosa
que despierta a las gaviotas
en su orilla de caza y esperanza.

No es la estrepitosa que pelea cada grano
con la roca padre y madre de la arena.

Son todas en su persistencia de vida,
la que se retira silenciosa y ciega,
habiendo perdido su habladuría
chirriante y estereofónica dimensión.

Las que se anuncian distantes,
saludando desde atrás, apuradas en llegar,
comentan todo el viaje su reventar
de mares verdes y extenuantes.

Qué cantan, ríen y lloran en sus besos,
entre sus gestos sensuales,
en sus curvas de muertes habituales,
o entre sus blancos cabellos.

Hoy vuelvo al mar por ellas,
su voz incansable de vida y audacia,
llenas de humedad en cada caricia,
vuelvo por las olas bellas.

Anuncios

5 comentarios sobre “Siempre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s