image

Las rosas en su orgía se azotan al viento
regocijadas en sus colores brillantes
cual amante las abre a todas al mismo tiempo
esparce su eyaculador aire penetrante.

Las puedes escuchar gritar aromas en silencio
se retuercen en orgasmos interminables
yerguen sus pistilos dorados, alimento
en hordas sedosas e incansables.

Ménage à trois, ese dulce predicamento
llegan ligeras las mariposas insaciables
posan su pies sobre las rosas y sus filamentos,
escarban con ese placar indomable.

Llegan abejas y su bullicioso regimiento,
cierran el burdel y elijen a las deseables
vienen con su carga de feromonas seduciendo
sadomasoquistas, bélicas y entrañables.

Anuncios

8 comentarios sobre “La vida de las rosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s