image

Volver al jardín y untar las manos en los jazmines,
abrazando el aroma en la mente,
recoger con la mirada el blanco pequeño y sutil,
rememorar la primera vez en que nos conocimos,
hechos semilla, estáticos en el aire, envueltos,
en ese suspiro cuando recuerdo tus besos.

Izar esa bandera con los detalles y sus colores,
respirar ese aire otra vez, retrotraer cada paso de bailarina cruzando la calle, envuelta en mis ojos y rayos del sol, recordar el brillo en tus Rulitos, de tus manos y de tu cara, así nos volvemos a sentir un diez de Enero.

Volar con las hojas de este otoño,
y encontrar esa sustancia peregrina,
durmiendo para nuestros besos,
alimentar de nuevo el verde de tu mirar,
esa gota hecha del rocío de una mañana
que saltaba de felicidad,
respirar ese aire dentro de tu diminuta boca.

Ir y venir con el viento,
sernos en ese recuadro del tiempo,
juntar las manos en la tierra,
absorber ese momento de tu mente,
verlo pasar de nuevo y respirar ese aire,
un campo de flores, minado de colores, arco iris,
doblando el cielo en su afán
de acercarte a ese día, una vez más.

Reír, porque llevas cada segundo etiquetado,
el color de la ropa, las calzas y tus zapatillas,
el bolsito de American Express,
y yo diciendo “llévame ahí dentro”
ya podrás rebatir que eso no fue lo que dije,
pero cuando puse mis manos entre tus piernas,
lo pensé y sentí con la punta de mis deseos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s