image

Recuerdo que era ancha
como todas las internacionales,
difícil de tomar sin precauciones,
para eso un buen vehículo,
sin embargo todo está en manos del conductor,
curva abierta, curva cerrada,
parece que nunca salimos,
vamos en una vorágine de izquierda a derecha, matener la línea recta, optimizar la fuerza.

Cuesta arriba, en rotondas,
vertiginosas a veces,
una madeja de curvas
perdidas en la noche,
con dos ojos vibrando en cada resalto
nunca llegamos y mirando hacia atrás, sabemos,
lo mejor está en la cintura de la carretera,
espera paciente, ella siempre ha estado ahí,
viéndonos morir por tomarla,
dominar y apegados
rugir con la potencia,
antes de entrar a la paz.

Túnel a la vuelta,
aviso de mala señal en los instrumentos,
habrá que guiarnos por los instintos,
el calor al interior, respirar pausado para no terminar antes de salir, desvestidos en cámara lentas,
sientes el roce al piso, nada nos detiene,
vamos fuerte, el motor feliz,
millón de engranes sincronizados se lucen,
la mecánica en su esplendor dándolo todo.

Sentimos el aire denso,
cargado de emociones
un frenesí por descubrir lo que sigue,
desvío en la ruta,
ya no sabemos si entramos
o estamos saliendo nuevamente,
perdidos en La Autopista del Sur.

Anuncios

4 comentarios sobre “Highway to sex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s