image

Para leer este poema, escucha:

Una nota baja del cielo,
sus estrellas danzan muertas
los espirales de fuego,
la advertencia hecha trizas

Esquirlas de amor y llamas de odio,
nada nos queda en las manos
sólo ese vacío ciego en el vientre,
la muerte y su beso dulce.

Rodaron las palabras, mutis,
dragan la noche con su velo,
a dónde va el perdón con sus fiestas,
algarabía robada de sus ojos.

Nace un día,
débil como nuestros hijos,
vigilamos sus pasos,
ojalá el sol no queme esos pies de sueño.

ojalá sea primavera
antes del sayo sobre su cuello
y se corone feudo del amor,
ojalá lo veamos grande,
oscuro y fiel a su guía,
rama seca de vida.

Se lo lleva el sol al cielo
no hay paz en su andar,
se pierde junto a la madrugada,
y el camino es una migaja
que alguien botó y desvío sus ojos,
ahora quebrado,
no sabrá distinguir,
la bondad que le dio vida,
de la muerte a conocer.

Anuncios

6 comentarios sobre “The Host of Seraphim

  1. Fantástico poema he de reconocer que llega y llena dos puntos muy importantes, te deja pensativo en su contesto y buscas el significado que tu crees acorde a lo que tu comprendes o te da a entender. Muy bueno, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s