Yo sabía que la desnudez mental
por honesta, sutil, directa y sin censura
me traería a una pornografía literal
ahora toca cubrir mis partes sin rimas.

Trataría de  dibujar un corazón [ ]
no había escrito nada ahí
su cuerpo cubierto de carne, volumen, exceso,
dificultaba mi empresa, mi arte,

Entonces comí de sus pechos,
amor, lujuria, sexo, pasión, y,
aunque lo mío no era hambre, me acostumbre,
borraba todas las noches su corazón,
con mi boca.

Ahora, es una despechada
yo creí hacerle un bien
cuando deje de dibujar corazones
y empecé a hacerle el amor,
nuestros sexos eran ventrílocuos,
a eso llamé meter mano donde no debía.

La amo, fue un exabrupto, pero sonaba bonito
decirlo, era un poema breve, casi moderno,
de esos descuadrados al mejor estilo #ErzaPoundniano y yo que invento hashtag
y él que debe estar revolcándose.

Anuncios

4 comentarios sobre “La desnudez en tiempos de poemas uno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s