image

Debíamos quedarnos eternos,
acurrucados entre nosotros
sin doler, sólo respirarnos,
un latido, un beso, un abrazo.

Fue la circunstancia natural,
estabas de paseo, es más,
ese día partías a la playa,
donde yo no podía llegar.

Por eso te decía,
llévame en tu bolso
de American Express,
era lo único seguro.

Un beso buscó tu boca,
y tú decías que recién ahí,
aprendías lo que era besar,
yo no entendía sólo te besaba.

Anuncios

16 comentarios sobre “Historia de amor, acurrucados, diez de Enero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s