image
Quería hacer algo diferente, hice una familia,
planté mi árbol, di vida, ahora escribo.

Espero sepas del bien y del mal, del amor,
y las cosas vanas que dan vida, aglutinan,
camina lejos desde tu habitación y míranos,
no nos compares con el sol de tus amores.

Que esas nubes otrora llantos laven
los caminos infelices de la enseñanza,
guarda silencio, ojalá lo sepas ocupar
cuando las palabras crezcan mal.

El dolor cuando venga lo pagaremos,
habrá sangre a borbotones, recuerda,
no será la nuestra una vez que se vaya,
la luz encendía una alerta sangrienta.

Si, te quiero ver crecer y ser hombre de bien,
pero tendremos que hacernos la idea,
de que ésta rama tan joven, una vez rota,
no volverá a ser más nuestra, Señor.

Anuncios

5 comentarios sobre “El árbol de la vida cinco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s