​Había notas guardadas bajo la memoria,

enredadas con lágrimas de árbol viejo,

un horizonte en candilejas de palabras,

sin decir por miedo al miedo.
Tomé por lápiz sus ojos,

su piel, arroz esparcido sobre mis manos,

pudimos dibujar el amor primero,

naturaleza muerta decía la etiqueta.
Había detalles en sus ojos, el reflejo,

el vidrio de la ventana y destellos

de luz desde fuera, de la vida que moría

desde su alma purgando penas.

Anuncios

Un comentario sobre “Cartas para ella, parte uno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s