Ambos estábamos nerviosos,

mi boca no esbozaba palabra alguna

todo me lo decían sus ojos,

un beso nos llevó a la luna.
Aunque un sol gozoso nos giraba, dentro,

nuestros labios humedecían nerviosos

la fragilidad de las palabras en mi lengua,

ardían todos los miedos en una hoguera.
Mi poema de los nerviosos entra

por los ojos vidriosos de alegría,

besa toda su boca y no sabemos más,

habla el alma enmudecida de pasión.
La besé de los nervios, la amé en un beso,

no solté sus labios y aprendí con ella,

todas las palabras no dichas eran,

un millón de besos y muchos más.

Anuncios

2 comentarios sobre “Historia de amor, nerviosos besos, diez de Enero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s