Nuestras conversaciones son una plegaria sobre ese diez de enero.

Ella me recuerda mudo, incrédulo,

perfumando su boca con mis besos,

recorriendo con los ojos su rostro

hasta su lunar en el cuello.
Recuerda mis aromas a la altura del mentón,

la suavidad de mis ojos sinceros,

honestos y llenos de amor,

persiguiendo su nerviosismo natural.
Me recuerda dulce e intenso en cada beso,

esculpiendo escalofríos en su espalda,

enseñándole como besar con ansiedad,

con más de tres años de preámbulo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Historia de amor, ella me recuerda, diez de Enero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s