Nadie me invitó a esta fiesta,

ni la vida, ni la tierra,

llegué sin grandezas,

de ahora en adelante seré una piedra,

ni un sijo que escribe,

ni una Parra que recuerden.

Nica quiero concejales en mi casa,

para eso tengo mi perro,

Hans Ehrmann sabio,

da consejos cuando ladra,

también “cuando calla porque

nunca está ausente.”

Normandia y el día D

ya no sé cuando cumpliré

los ciento y tres,

me quedo mejor callado,

regando mis ojos con poemas,

antipoemas para ser exactos,

no vaya a ser que me pille,

ustedes saben, el de arriba.

Pa’ todos los lectores, no se pierdan,

conmigo no hay alabanzas certeras,

tampoco cartas de contrabando,

ya casi ni leo si no es de memoria

y de lo que me acuerdo, además,

quién llega a los ciento dos cuerdo.

Rabioso nunca, contemplativo siempre,

los ojos del alma siempre quieren ver

la trastienda de la vida y sacar flores

desde la chistera de los años, tengo mis trucos,

ustedes todos que los saben, vengan cuando quieran,

total no los atenderé, sólo a Paula.

Anuncios

6 comentarios sobre “102…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s