Le temo a tu desnudez

al rojo satinado en tu piel,

te miro decidida a estrenar

el cuero soportará a la mente.

Tus caderas nacieron

para debutar en ese vestido,

el color de tu alma

hecho algodón en tus pechos.

Aún corres desnuda por la habitación,

me dices estar preparada,

ya estás vestida para amar,

subo las faldas para besarte, roja tela.

Hemos demorado nada en desvestirnos,

y el rojo se pasea por tu boca,

golpea tu rostro y vuelve a ser sangre,

un vestido y mil fantasías, antes de la noche.

Anuncios

3 comentarios sobre “Rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s