maxresdefault
Macbeth, imagen correspondiente al film

 

Había tanto poder en el canto de su voz,

la realidad supo transformar mis pasos,

las huellas se fueron borrando

en el barro de mis antepasados,

una estirpe nueva, cruenta y vil

desenvainaba el pecado de la muerte.

Una mujer convertida en susurro

cabalgó por mi cuerpo, su tierra yerma

sólo aplacó esa tristeza con la sangre ajena,

ahí la tragedia fue parte del acto brutal,

no conté las veces que abrió los ojos, la paz.

Luego fui inevitable, el juicio es una espada,

tomé otra lucha para limpiar mis antepasados,

la nieve, el frío y la poca decencia,

estandarte imborrable,

aún con la blancura noble

de los baños de leche.

Sus tierras serían mías, porque la avaricia

es despiadada ante corazones hambrientos,

deshonestos, ciegos, perdidos,

sin otro fin que su propio y certero

regocijo metálico sobre su cabeza.

Anuncios

2 comentarios sobre “Macbeth parte dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s