No llevo la cuenta de los días,

los semáforos siguen ahí

mientras nos besábamos sin parar,

la calle se quedó quieta como tu boca.

Tampoco cuento las horas,

todo era del color de tus ojos,

hasta las butacas del auto ardían

de tantos sentirnos el corazón.

Es más fácil decir a cuántos meses

estamos desde esa vez, siete,

y nos abrazamos tanto y tan poco

que nos faltará vida para estar al día.

doscientos cincuenta y nueve, días,

aún llevo su piel en mis dedos

y el sabor de nuestros besos,

buscándonos el alma dentro.

Anuncios

7 comentarios sobre “Historia de amor, 259, diez de Enero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s