Vi pájaros de luz,

habitaban en mi,

en este pecho de tristeza

y los vi partir,

a la espesura mental

de tus ojos.

Habían dejado el nido,

y este vacío

no lo llenarás con amor,

por más intenso sea

su deseo, sus ojos y su sexo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s