Íbamos a desnudarnos ante todo,

buscar cual animal su presa,

seguir la huella de un beso,

acorralados en la garganta.

Íbamos a sacarnos la ropa,

que nos hace lucir bien comportados,

dejar todo de lado, arrancarnos,

secuestramos y ser la recompensa.

Íbamos a desvestir en ese instante,

años, meses, días y todas sus horas

sin ser piel, apoyo, un cuerpo entero

entregado al amor sincero y delirante.

Íbamos a corregir el curso del camino,

no volver atrás, no mirar los recuerdos,

dejar los años inservibles durmiéndose,

nadie empieza de nuevo sin pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s