Kees Van Dongen, Leila 1915

Sólo siento tu respiración,

agitas mis orejas con tus besos,

tomo tu boca para mi

vuelves a la piel, detrás del cuello,

me hablas desde el cielo de los gemidos,

tus ojos cerrados en su interior abiertos.

Deseo todo lo que hemos soñado,

tu desnudez, mi desnudez, abrigos de alma,

tu mi carne, yo tu carne, hambre expuesta,

sudamos y respirarmos así, desde dentro,

volvemos a ser juntos una canción,

gimes tu y gimo yo, al mismo son.

Amarte se me hace la vida y que me ames más,

tu cuerpo vuelve, hemos volado entre nosotros,

hemos sido tierra y semillas de pasión,

forjando una línea pegada a la piel,

nos eleva y mantiene, respira entre pliegues,

la humedad del amor, cuando digo, respírame.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s