En Agosto también admiraba las imágenes y el buen lente de Leo, http://bit.ly/2eDiB4b

Erguido y orgulloso,
elocuente y exuberante,
silencioso y cantor,
el viento habla por él.

Se mece con las nubes,
alcanza donde nuestros ojos sueñan,
sumergido en donde la muerte nos espera,
sus raíces nunca lo olvidarán.

Su tiempo tan breve y nos alcanza
a ver crecer jugar entre sus brazos,
luego, impávido nos espera,
recalamos en tierra donde le servimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s