wp-1477796062430.png

 

Al parecer tenían todo bien programado en esta desconocida empresa y sin embargo me sentía como cuando tuve que dejar a Hanna por los estudios, una rara sensación, recuerdo que para esa ocasión la invite a un restaurante muy conocido y con los ahorros del mes, trabajando en la casa de sus padres, pude costearlo. Me miró triste al ver que había gastado un dineral y darle ese golpe de gracia, Augusto esto jamás te lo perdonaré dijo -, se levantó de la mesa y nunca más lo volví a ver, además cerré toda posibilidad de intentar buscarla o ella me quisiera contactar.

Los siguientes años fueron difíciles, sin dinero extra para costear fotocopias y solo la comida de mamá los fines de semana, comencé a quedarme en el departamento de un amigo de estudios. Por las noches pensaba en cómo salir adelante con esta profesión y recordaba a Hanna, la vez que nos conocimos ella llegó en la limusina de sus padres y yo estaba becado en esa escuela para ricachones, bastó con mirarnos, los meses pasaron rápidos y estábamos de novios, ella atendía todas mis necesidades, era una chica muy consentidora conmigo, una día mirábamos una de esas películas triple x y se entusiasmó con la chica haciéndole sexo oral al galán, desde esa oportunidad pasaba bajándome los pantalones y hay noches en que la extraño mucho.

Mi personalidad introvertida hizo imposible intentar conocer a alguien mientras estudiaba, sin embargo, mi amigo no tenía problemas en traer a más de una amiga por si me animaba, pero yo sabía cual era mi meta y así seguí, aunque más de alguna vez sus invitadas gemían más de la cuenta y hubo noches en que no dormí hasta quedar exhausto con las manos entre los pantalones, recordaba sus ojos, su boca y toda esa hambre que me hacía sentir tan seguro de mi mismo, ciertamente la extrañaba y había dejado un gran espacio entre mis piernas que necesitaba, más de lo que pensaba día a día. A parte de eso todo ocurría con normalidad, desde la universidad hasta el departamento y más de alguna vez estuve atraído a la idea de volver con ella, pero, yo había roto su corazón.

Lo más importante en el desarrollo de mis estudios fue dar la flexibilidad adecuada a mi lengua para la correcta pronunciación, los acentos guturales según correspondía y así las variedades fonéticas según la región de la cual íbamos a hablar. Se burlaban las chicas con esa destreza y ejercicios efectuados para dar con el sonido exacto y más de alguna corrió la voz de haber recibido mi experta atención y eso me llevo recibir correos muy explícitos, lo malo de eso era no saber quién era, por lo menos para entretener mi mente un rato mientras trataba de olvidar a Hanna, y por esa misma razón nunca pude sacar a las chicas de esa duda. Una vez titulado y con trabajo daría rienda suelta a mi imaginación y buscaría a Hanna por donde fuera y recuperar el tiempo perdido.

Anuncios

2 comentarios sobre “Curriculum Vitae parte dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s