Los otros días no existen, se viven, es cierto, pero los olvido de un golpe, no existen, aunque estén ahí disponibles en el ensayo de la vida, alrededor recordándote eres un diez de enero.

Los otros días existen en el inconsciente colectivo, todos ustedes quieren vivir esos días con todas sus horas envueltos en sus propias noches, a mi por favor sólo sírvanme bien cargado un diez de enero.

Los otros días no existen, son un espejo de ese día, una prueba, un repaso lingüístico profundo, yo los parto en horas y desgrano en minutos, diminutos, así fueron esos segundos un diez de enero.

Los otros días existen, están por ahí en el almanaque náutico de mi memoria, son paisajes naturales que veo diariamente cuando leo las noticias que sucedieron un diez de enero.

Anuncios

15 comentarios sobre “Historia de amor, los otros días, diez de Enero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s