Nota: se sugiere acompañar la lectura con este tema perteneciente a la banda sonora de la película, the fountain

Dónde el curso de mi sombra, ecos del miedo,

son mis pasos su propio afán, no encuentro,

el inhóspito desfragmentar de mi alma,

esa frialdad del agua entrando por la boca.

Se desenvuelven espirales, gritos y liberación,

la muerte consigue en el preámbulo, matar

mil veces más, ese gozo del inframundo, se huele,

el sabor de la sangre en los labios, las venas abiertas.

No hay paso mejor dado que el último, abismo,

de verdades negras, ese latir impetuoso del sol

cuando conoce que más abajo en la tierra,

también muere la vida otorgada por él.

Las flores sucumben a la avaricia del oro,

cuando logras comprar tiempo, solo la muerte

y su dulce beso aturden la carne, amarga

es la noche de la no vida y la otra alegría.

Anuncios

5 comentarios sobre “The Fountain, Holy Dread

  1. Aronofsky es uno de mis directores favoritos. Esta película me encantó cuando la vi en en su momento, aunque no sea de las mejores.

    Muy bueno el poema. Enhorabuena.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s