Es una clave entre tú y yo,

nos vimos y aún era cuatro y uno,

por eso hoy te canté justo

cuando recién comienza tu cuatro y dos,

mi voz algo flaca en tus orejitas.

Escuché tus sonrisas y eran un regalo,

mas tú la homenajeada y nada,

seguías feliz de oír desafinar

cuando en los agudos,

tu segundo nombre armonizaba.

Mis presentes son esos, los días

y todos sus momentos pegaditos,

te puedo regalar flores, pero, duermen

colgadas de su enredadera y brillan

más allá cerquita tuyo, cuidándote.

Hoy felicito la vida de tus padres,

por la niña, joven, mujer y madre hermosa,

han hecho una bella alma y entregas

cuanto esté a tu alcance para dar felicidad,

aunque no sepan que por amor todo se da.

Anuncios

5 comentarios sobre “Cuatro y dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s