Ayer fue diez y van once meses,

desde que nos vimos y besamos,

una bocanada de su alma aspire,

impregnado en su espalda quedé.

Nos amamos de la única forma conocida,

con la mirada incrédula [la mía obvio]

con sus ojitos [grandes y verdes]

humedecidos de tanta emoción contenida.

Nos aferramos a la algarabía de besos,

fueron sujeto, predicado y verbo de amor,

los te amo nos brotaban por las comisuras,

las lenguas hablaron universales y felices.

Falta menos para que vuelva y pienso,

¿en qué parte de su cuerpo me iré está vez?

porque en este lado de la cordillera

no me pienso quedar más tiempo.

Anuncios

Un comentario sobre “Historia de amor, bocanada, diez de Enero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s