A esta hora y si las aduanas se portan bien está cruzando el macizo cordillerano, los ecos de un amor retumban y sólo pienso en sus ojos cubiertos de felicidad, habrá paradas cuando estén en los Andes, la bajada es durísima aún en verano.

Pensará en el mar así como yo pienso en sus labios, verá en todas las calles aquella en donde simplemente estuvimos estacionados para abrazarnos como dos locos enamorados, o buscará a Martynov y ese incesante momento de felicidad.

Ojalá también quiera enviar una nota con su llegada y lo necesitada de mimos y besos para cuando nos encontremos, y si llora en el camino, lo haga con la esperanza de emocionarnos juntos y vivir cada lágrima.

Anuncios

2 comentarios sobre “Crónicas de un viaje… en Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s