A estas horas habrán cambiado de habitación y el mar de murmullos silenciado hasta una nueva salida, esta tarde será tecnológica porque el cambio del dólar permite esos saltos telefónicos, y todos heredan el cacharro del otro, eso es amor digital.

Me llamó y la supe llena de amor. Les dije a las calles estrechas que la abrazaran por mi y al viento loco enredar su pelo para cuando hagamos el amor, sea simplemente desenvolvernos en almas, diluidos en besos, correr calle arriba o calle abajo, montados en los cuerpos.

Ahora sólo espero saber de tus horas de la tarde conociendo bajo el sol veraniego de casi treinta y cinco grados Celsius, todo lo que Santiago ofrece, plazas rodeadas de alegría y un millón de miradas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s