Te extraño, hoy lo dije un millón de veces.

¿ A qué horas te extraño ? sería la pregunta breve, en la mañana para nuestros silenciosos buenos días, luego de un largo tiempo, te extraño camino al trabajo, en cada semáforo rojo como las circunstancias de nuestras conversaciones.

¿ A qué horas más te extraño ? apenas llego y debo cortar, entro al trabajo y ordeno todo, atiendo a todos y escucho desde lejos, tus mensajes inseparables, los respondo tarde, pero si podemos y aunque los del wifi e internet se molesten.

¿ A qué otra hora te extraño ? de ahí viene el desayuno allá y acá te acompaño en cada detalle, ambos para no extrañar tanto, pegaditos es la clave para todo, sin embargo, igual nos extrañamos, más tarde también, hasta que.

¿ A la hora de almuerzo ? también te extraño, mientras inventas, algo de la noche con algo en la Essen y voila, listo, pero nos extrañamos en el proceso, de no vernos, leernos y escucharnos. Pasan los segundos, lentos y hambrientos.

¿ Después de almuerzo ? ahí nos vamos al sofá y conversamos desde política hasta, hasta que comenzamos a besar, de mordidas y otros regalos, aún así más nos extrañamos y lo decimos porque extrañar para nosotros es desearnos, amarnos y por sobre todo estar y vivir cada detalle que nos mantiene muy unidos.

Anuncios

7 comentarios sobre “Te extraño

  1. Este post me encantó, ya le había puesto like, pero aprovecho este espacio para comentarte que vine buscando la colaboración con Melbag en Mañana es otro día. que me tiene en ascuas, una sensacional colaboración, felicitaciones.
    Abrazo de luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s