wp-1450552776638.jpg

Estabas cansada, los días eran incesantes, te encontré recostada después de una ducha, casi adormecida, miré tus tobillos relucientes, níveos, deslicé la yema de mis dedos, pulgar e indice, trataste de decir algo, “deja” te dije, te hará bien un masaje, no soy experto pero ayudaré a lo que la ducha obró anteriormente en tu cuerpo. un sedante más.

Torneadas piernas se divisaban bajo la toalla, [la imagen del futuro de mis manos]

con un poco de aceite [toda sutileza del roce]

comencé con suaves apretones, tu piel sin resistencia, [tu respiración dió un gran salto]

mis manos gobernaban la planta de tus pies, [los sonidos de la entrega tu piel regalaba poco a poco]

los pulgares de abajo hacia arriba,  [hay fue donde todo empezó]

luego proseguí con cada uno de tus dedos [el sólo hecho de tomarlos significó delirio]

con mucho cuidado, estaban aún resentidos [no tardé en dejar suaves y sensibles]

desde el talón hasta las pantorrillas, [se multiplicaba tu delicioso respirar, casi gemías]

bajaba y subía para cubrir toda tus piernas, [acudían a tu boca sonidos agudos y la piel vibraba]

ahora era el turno de tus muslos, unté más aceite [desde que toqué la parte trasera estabas dispuesta a seguir]

la blancura de esa hermosas y contorneadas extremidades [mis manos aceitosas se resbalaban y la música de tu cuerpo sonaba más pronunciada]

invitaban a seguir, conseguí más aceite y comencé, [al parecer el sonido del aceite aumentaba tus delirios]

primero la izquierda y la carne tomaba la forma de mis manos, [estabas tan relajada y eso también excitaba]

la derecha pedía justicia masajista, [en mis manos un poder en tu piel un placer]

con cuidado en ambos casos rodeaba el borde de tus glúteos, [esos bordes llaman a la transgresión]

para ser justos proseguí en tus hombros, pulsando [una cuota de alivio, un paréntesis o un nuevo comienzo]

desde el trapecio hasta el cuello y nuca, [la historia cambia de piel, de resistencia y de sentir]

“de reversa mami” y estaba en el otro hombro, [hay una profundidad inmersa en tu espalda, otras luces]

luego tus brazos menos adoloridos hasta la punta de tus dedos [la música y sus ritmos, la misma canción]

en cada mano, una suerte de sedante recogía de tu cuerpo, [pude palpar en cada centímetro tus voces]

bajé por tu espalda y los puntos iban en aumento, el dolor y el alivio [una mezcla de disgusto y nostálgica]

se unían en cada apretón y masaje al cual nunca faltó aceite, [un llanto parecía suplica y amor]

tus costillas y alguna risa eran invadidas por un cierto placer, [tus gemidos y el aceite, propios sonidos]

tus caderas eran una tentación y presumí que también estaban agotadas, [pulí mis dedos al filo del deseo]

las tomé con delicadeza y luego con más fuerza, me adentré [poseído por tus silencios divagué]

en tus nalgas, no les haría un desaire tal, [un arte contemplativo primero y la música volvía, ardias]

para este caso dejé correr el aceite desde [un silbido, una advertencia, un precipicio se abría]

el termino y cambio de nombre de tu espalda, [aquí la piel cambia, tú también con ella inserta en mis manos]

escurría en esa esponjosa zona y ambos estábamos relajados, [aunque la tensión se medía de otras formas, más bien se sentía]

con la paciencia de mis manos sembraba suaves masajes, [con leves gemidos la cosecha era mía]

daba forma con la presión a cada momento de relax, [la tierra arada revivía al paso de mis manos]

sin darme cuenta estabas excitada a morir, [de esas muertes a las que quieres volver toda la vida]

lo noté simplemente porque mis manos hundidas en tu piel [adentro, donde la vida late, mis dedos urdían]

lucían empapadas de exquisita humedad. [un traje de deseo embebido de oro pasión]

Te diste vuelta y la toalla voló me recibiste con los brazos y las piernas abiertas, sólo se escuchaba un grito feroz, – Ámame por favor, ámame por favor, házlo ya, ven, entra ya, termina con este masaje y ámame más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s