Estábamos aún impactados por la espera,

tomó mi mano y susurró un, “te enseño a bailar”,

les había dicho que canta también,

“este pasito se baila como tú quieres”


Dimos un pasito para adelante y otro para atrás,

ya había aprobado la mini clase de baile,

ella miró mi torpeza y alabó el desastre,

sin embargo nos besamos como premio.

Hemos cantado ese y otros temas de cuarteto,

pero de ahí a debutar en una concurrida

pista de baile, en medio de un espacio

destinado al tránsito de pasajeros, no lo vi venir.

Luego bailamos con la mirada, nos cantamos

con el alma pegadita y al son de unos latidos,

viajamos al amor de tenernos juntos otra vez,

así crece esta historia, pasito a pasito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s