Dulce urdimbre

wp-1487459256602.jpg

Comencé a tejer tu piel
cuando el cielo era tu nacimiento
en ese instante ambos no nos conocíamos
jugamos un tiempo largo a buscarnos
tu con canciones de Il Volo
y yo con palabras de aprendiz.

Recordaré siempre que te abordé por DM
te miraba y tus ojos me miraban
escribías del amor, también recuerdo eso
sin embargo y como siempre no pensé
quería llegar a ti y saber de tu alma.

Tomé tus manos aún con la piedra entre nosotros,
aún con la nieve entre nosotros
aún con todo entre nosotros
rogaba por tus ojos
bajaran del cielo y me vieran.

Una vez el amor, sólo una vez
las demás son paseos por la vida
por las sombras, por los silencios,
por las culpas y por las nenas.

Hoy es diferente, pero, siempre habrá pasado
entre nosotros, una sombra infeliz
por la cual lloraremos, por lo menos yo
por todo tú, mis metáforas te besan,
con la pasión, con las palabras,
con las ganas de ser, pero antes,
por el encuentro que hemos tejido,
pronto ya, pronto por favor, pronto más
pronto siempre, pronto para vivir,
pronto porque somos eso que nos falta.

Juventud disparatada

Sueñas o estás dormido
en una pequeña esfera y la nieve es la señal
abres los ojos y el sonido te inunda
no reconoces los beats pero los sigues
abajo, donde todos mueren, abajo de tus pies
son esos jóvenes urgidos
cómo alimentas sus almas manchadas de digital
no los apartes del cable, es su nuevo cordón umbilical.

Los verás correr por el río, los verás morir en tus brazos
quién les enseñará que había vida en las letras
quién les mostrará los nacimientos en la tierra
cómo sabrán sus ojos, la herida y la muerte son reales,
habrá una trampa al final de la luz, son led, ellos son led,
cómo guiarlos con esa ceguera incidental,
cómo asesinar sus costumbres, ya habían matado las nuestras,
eran héroes de batalla, infantes de la vida irreal.

Estás ido en esa vía sin leche para las venas,
te ahogas en el solitario espejo, del ya hablaré,
por más que nades, te hundirás, solo, aún con todos,
no sabrás por dónde salió la bala, si por tu pecho o tu espalda,
aunque llueva azul como en Marte y sus cordilleras caigan,
nadie recogerá tu cuerpo, tus cables, tus fuentes de acceso,
no habrá cómo unir tus partes, será inconexo eterno,
parecerás único, pero, todos estarán contigo.

Domingo de Pink Floyd- One Of These Days

Este tema tiene una componente de velocidad gracias al bajo, sin embargo, esa es mi apreciación sensorial y en ese sentido escribo lo siguiente, todo improvisado y perfectamente sin sentido para ustedes.

Trabajas de sol a sol, el descanso es para los muertos [uno de estos días]

tus pasos cortos para la sociedad hacen sombra [uno de estos días]

arrastras ese reflejo desde que naciste, se acabará [uno de estos días]

la energía viene de tu cuerpo, nadie más la tiene. [uno de estos días]

Ojalá el orgullo diera de comer, gritan al verte pasar [uno de estos días]

sólo el silencio acepta lo que el alma brama por la sangre [uno de estos días]

a veces una cabeza agachada da la sensación de sumisión [uno de estos días]

cuántas noches has quebrado tus pensamientos en la almohada. [uno de estos días]

La nada misma se encarga de vaciar tus esperanzas [uno de estos días]

montar un show de arena y barro bajo tus pies [uno de estos días]

el viento se aproxima y el olvido es un remolino [uno de estos días]

te hundes en tu cama, en tu vida, en la mierda. [uno de estos días]

Uno de estos días despiertas y aplanas calles hasta tu vida. tomas el primer vuelo y domas las nubes, copulas con la luna y dejas a las estrellas sin el sol para verlas desnudar su fulgor muerto, su canto extinto, sus haces y flashes del hidrógeno liquido efervescente.

Uno de estos días declaras la guerra y escribes tu historia, no mi historia, quiero ver tu sangre manchar mis letras y hacer algo violento como gritar bajo la lluvia todo el dolor que te inunda y acallar las aceptaciones del miedo y el caos.

Uno de estos días, matas todo y vuelves a construir todo, todo en escala a tu universo, y si deseas al mar, será tuyo, una capa de sal y viento te cubrirá y vivirás en tu imperio de luces y oscuridad, tu risa será una tiranía para los sordos, pero, no te preocupes y ríe más.

Uno de estos días en los comentarios me dices unas cuantas, lo que sea oiré y mi corazón gritará garabatos para los de la barra de simpáticos que aplauden por verme mudo, sin compañía y sin todo lo que significas para mi, todo es poco cuando aprendes.

Uno de estos días estaré atravesando mi cuerpo en tu bala, en tu palabra, en tu arrebato, en tu proclama, en tu delgado hilo rojo, en tus tijeras, en tus hilos rotos, en tu deuda y seré quien pague con mi vida, las letras muertas que llevas a cuestas.