Ese estado de estupefacción, desolación,

la sombra engulle toda evidencia de vida,

corroe la alegría y oxida posibles sonrisas,

petrifica las buenas intenciones del sol.

Todo sueño se hunde en el fango de la ventana,

el aire asfixia los buenos días cada mañana,

siempre es tristeza y noche aún al mediodía,

cuando las sombras se montan en los hombros.

Te sientan sobre una pirámide oscura, infiel 

a la luz, te detienen a segundos de la luz,

viajas inmóvil sobre la cúspide de oro y

el letargo ensancha tus ojos ausentes de Sol.

Hay esperanza al borde de la noche, cuando 

las flores duermen sus cauces de media tarde,

la oscuridad parece dócil se deja abrazar,

aunque débil y taciturna devora más en el día.

Anuncios

Un comentario sobre “Estupefacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s