Hambre


Minutos después del almuerzo

Sus labios hinchados de hambre

hacían agua sin saciar,

pasaba su lengua roja y húmeda,

el postre estaba en frente.

Parecía oler su perfume de placer,

lo observó bien y se acercó,

sin agitarse imaginaba

sus ojos grandes rodeaban con ansias.

Se desnudó el poder incisivo,

su pecho latía libre,

con dos dedos hundía

el hambre que azotaba su cuerpo.

Saboreó con todos los sentidos,

en su interior un dulzor

se abría paso, éxtasis, río,

la gula recién comenzaba.

Anuncios

2 comentarios en “Hambre”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s