Eres de las tormentas y la piedra,

del barro en la cerámica y el exceso de agua,

eres entre tantas cosas de las rebanadas

de fruta en la mañana, en un plato

servicialmente servida.

Eres de la madrugada frente a una película

acogida por el mullido sofá y tus lágrimas le pertenecen,

de los pies descalzos y la ducha desnuda, el agua solitaria

bañando con la espuma del jabón, algo del día,

eres una pieza en el puzzle de su vida.

Eres de las milanesas madre nutriente,

de las ensaladas y la calabaza quemada, chef, gourmet,

eres la que recoge lo que todos tiran

por eso eres fuerte, por dentro me perteneces, mas no por fuera,

eres la escoba que aún barre bien y es feliz haciéndolo.

Eres todo lo que necesito para hacer vida, tomar tus manos  sacarlas del tendedero y llevarte a la plaza para subirnos al columpio y pasear en bicicleta, conocer la iglesia y hacer el mismo trayecto a casa, a tu casa, eres la dueña de mi alma y necesito la vida prometida hecha realidad, eres ese tránsito por el pasado de nuestros no encuentros, caminar desde la cama a la ducha o al sofá o donde el amor nos sorprenda desnudos y besarnos como en Santa Ana.

Anuncios

6 comentarios sobre “No eres mía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s