Recuerdo el pergamino de besos,
nos iban leyendo la mente,
reconocía la piel y sus caminos,
volvían a inundar un río.
Esa delgada
línea
comisuras húmedas
el pecho latente
evidente reseña
de sentimientos.

Recuerdo las curvas de los besos,
se enredaban en nuestras orejas,
deslizaban emociones,
retumbaban a lo lejos.
Esa sinuosa
locura
de los sentidos
perdidos
fabricados
en los reflejos.

Recuerdo tu boca llena de besos,
vaciarse un millón de veces
volver a llenar
con la urgencia de más.
Esa necesidad
imperiosa
desbocando
los días sin vernos
retomando
los hermosos recuerdos.

Anuncios

2 comentarios sobre “Historia de amor, recuerdos, trece de enero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s