Pasaba tranquilo por la calle cuando una chica sentada en las mesitas de afuera en un restaurante parisino me invitó a sentarme con un saludo de viejos amigos, como mi idioma es el español y no quería pasar por poco mundo, accedí y quedamos frente a frente. Acercó su rostro, sin duda alguna era una belleza, modelo, deportista o alguna espía de la guerra fría. Me miró y dijo en perfecto español, — Agradezco aceptaras sentarme junto a mi, estoy de paso por esta ciudad y mi contacto no ha llegado o le han atrapado, inevitablemente debo entregar la información para salvar al mundo —. Pasmado y sin creer una coma de lo escuchado, hice intento de ponerme de pie, tomó mi brazo y de vuelta estaba sentado, sin poder zafar plantó un beso. Y como soy un caballero correspondí concienzudamente. Antes de irse me dijo, busca una casa, ojalá con muchos árboles, tendremos cinco hijos y si tiene jardín haz el favor de sacar todas las plantas de allí y ubicas juegos para ellos. Nunca más supe de ella.

Anuncios

9 comentarios sobre “Contacto en Francia (acto dos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s