El aire puede sentir tu sudor,
calentando tus pasos,
respiras fuego
cuando el sexo te llama.

Crees estar en un sueño,
escalofríos en verano,
las ventanas abiertas,
el tiempo es una gota
entre tus piernas.

Saltas en la cama,
un dedo acalla tus labios,
ya no sabes a dònde vas,
el rìo te lleva,
la incertidumbre es un trago,
y lo tomas al seco.

Despiertas empapada,
has bebido toda la noche,
y parte de de la madrugada,
el sexo es lo ùnico cierto
cuando el amor
es un orgasmo fingido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s