Todo se puso a contra reloj cuando leí tu mensaje, “estoy aquí y te espero”, yo debía caminar y tú sabes, no me gusta, calculo mental, llegaría por sobre las once ¿ podrías esperar tanto tiempo ? – luego pensé, llevamos tres años stand by.

A qué lado está esperando ?
hay más de cuatro salidas,
pero estabas cerca de Catedral,
tenía que ser por ese sector, y,
venías del norte, esa era la ubicación,
pero, ¿ cómo tenías internet ahí ?
habías activado el roaming supe después,
gracias existe eso cuando estás en otro país.

Nos escribimos todo el camino,
la hora y minutos tarde que llegué
se hizo inmensa, sobre todo cuando,
no llegaba y no llegaba y no llegaba, y,
recordé un cuento parecido,
no quería despertar pensando en este,
mal sueño, buen texto y triste final,
llegar y costaba llegar, antes de subir las escaleras.

Bajé del vagón, en esa estación, el frío se confundía con el calor que llevaba esperándote, ¡¡uff!!, la gente no conocía nuestra historia,
– ellos – aturdidos por el día viernes, la casi muerte de la semana, ese placebo llamado finde,
te vi y caminé con un sólo propósito,
abrazarte tan fuerte para no despegarnos más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s