Ella me mira desde lejos,
un aire calmo la desnuda
cuando la ventana se cierra,
el agua y su encanto aún no la visten,
entonces,
mi cielo son sus ojos,
esa cascada de rulitos en llamas
florece el verde,
un perfil germánico suaviza
la mirada y rendido me apoyo
en sus labios,
lo demás no existen,
a dónde han visto dos cielos
una tarde antes de la ducha,
dónde despampanantes
se convierten en piel y mar,
donde ustedes no pueden ver
yo simplemente soy el rey.

Anuncios

Un comentario sobre “Alegría uno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s