El cielo me mira,
sus lagunas verdes
me hace florecer,
sus espirales húmedos
bañan de frenesí
estas letras, – rápidas –
se escriben y deletrean
su nombre y mis consecuencias,
entonces.
la paz es un paraguas,
puede llover por completo
sobre mi y seré su tierra,
me puede germinar
con un beso de mar,
una ola de su garganta
– o simplemente –
dejarme sobre su piel
arena de mi roca, de mi vida.
mi violenta paz
es ella, la otra revolución.

Anuncios

4 comentarios sobre “Alegría dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s